Maybelline: Productos Que Nacen De «Una Quemada De Pestañas».

Pestañas

Maybelline: Productos Que Nacen De «Una Quemada De Pestañas».

El ingenio de sacarle partidas a las adversidades está en el base de muchos emprendimientos creadores que terminaron siendo referencias de primer nivel en el competitivo mundo de los negocios. ¿Qué es Maybelline en este universo de maquillajes, máscaras de pestañas, y de los colores que se destinan a resaltar la belleza de la mujer? Es una historia fascinante que te va a interesar.

Maybelline Pestañas

Mabel Williams dejo su encanto en una hornilla de cocina.

El origen familiar de Maybelline es exactamente ese: un accidente inesperado de la hermana de su fundador Thomas Lyle Williams, se le quemaron cejas y pestañas y entró en crisis porque parecía un maniquí.

Para Mabel Williams esa aciaga noche había muerto el equilibrio de su rostro, el marco estético de sus bellos ojos.  Todo esto tiene una fecha, en un contexto mundial bélico y de poca esperanza de paz: la ciudad de Nueva York, 1915.

Mabel Williams se propone recuperar sus facciones y se le ocurre hacer una mezcla en vaselina de cenizas y carbón. Jamás se imaginó el final de esa ocurrencia de vanidad y pudor: la creación de una de las marcas masivas de productos cosmetológicos para la cara más grande del mundo, con conexiones multinacionales con empresas líderes del ramo.

Lo cierto es que de ese accidente casero nace la primera máscara de pestañas del mundo: Maybelline Care Mascara.

Maybelline Un Mito Que Potencia Una Necesidad.

En la antigua Grecia, donde la belleza de la mujer era clandestina y marcada por prejuicios de todo orden, se conoce sin embargo la vanidad de las diosas por seducir a sus dioses, que eran lascivos y voluptuosos.

Extraemos un dato de Homero en la Iliada que nos pone en perspectiva estética universal, la aplicación de productos para resaltar la belleza, mejorar el ímpetu erótico, y conservar al marido.

¿Han oído hablar de la diosa Hera yel dios Zeus?

Hermanos de padre y madre, y marido y mujer desde hacía ya unos cuantos años, vivían en el Olimpo y todo lo que hacían en su alcoba repercutía como estruendo en ese espacio antiguo. La diosa Hera era fogosa y celosa y Zeus un Casanova insaciable. No perdonaba ni a las hermanas. Pues, Hera para frenar «los cuernos» de su poderoso marido, se perfumaba los   cabellos con Ambrosía y de ese modo Zeus caía seducido por la fragancia. Cuenta el zagas Homero que el concupiscente Zeus ya estaba «algo aburrido» de la hermosa Hera.

Mabel Williams y Thomas Lyle Williams crearon su «ambrosía», es decir, la «inmortalidad» de las mujeres siempre bellas con el ingenio de sus productos: sombras de ojos y delineadores de cejas, productos que salen al mercado norteamericano ya para 1930.

Maybelline y Las Alianzas Con Lo Global

Mascara

Maybelline es una corporación multinacional de productos de cosméticos que nace y se radica en Nueva York. ¿Su misión? Apostar al cuidado de la piel y al cuidado personal de la mujer que empieza a ser figura estelar de las grandes ciudades, que viene a ser una pasarela de la cotidianidad.

Se puede decir que después de Paris, Nueva York es la segunda ciudad de las fragancias y los perfumes en el mundo. Y aquí viene el enlace, a partir de 1996 Maybelline entra en alianza nada menos que con L´Oréal d París y se convierte en una especie de subsidiaria de la gran líder de cosméticos del mundo.

Hubo en los inicios de L´Oréal un propósito plausible con la higiene de la «Ciudad Luz»: mejorar los olores de sus calles y la fragancia corporal de las parisinas que, al parecer, hacia principios del siglo XX no eran muy amigas de la ducha y los baños. Y todo esto se debe a un genial ingeniero químico: Eugéne Schuller que crea científicamente un tinte para cabellos que él mismo vendía a los peluqueros de París en 1909.La belleza tiene una historia que hace que el mundo huela mejor.

Deja un comentario

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Abrir el chat
A %d blogueros les gusta esto: